No hay nada como subirse a la parte trasera de una motocicleta para salir a la carretera, pero los nuevos conductores están obligados a cometer algunos errores en el camino. Cualquier conductor experimentado le dirá que viajar sobre dos ruedas en lugar de cuatro requiere acostumbrarse. Evite a toda costa estos errores comunes de conducción para mantener su moto -y su cabeza- fuera de peligro.

Tratar la moto como un juguete
Según datos de 2019 de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA), los motociclistas tenían casi 29 veces más probabilidades que los ocupantes de turismos de morir en un accidente por kilómetros recorridos. ¿Por qué? Porque muchos motociclistas tratan la carretera como un patio de recreo.

Los caballitos, los burnouts y otras acrobacias son una receta para el desastre, a menos que tengas la habilidad para respaldarlos. Tampoco deberías aumentar el límite de velocidad sólo porque estés a lomos de una moto nueva y elegante. Las motos son intrínsecamente más rápidas que la mayoría de los coches, así que la tentación siempre estará ahí, pero tú no eres Batman, así que recuerda respetar las normas de circulación en todo momento.

Evita zigzaguear entre el tráfico o atravesar espacios reducidos cuando estés empezando.

Trata tu moto como un coche hasta que cojas confianza al volante.

No llevar el equipo de seguridad adecuado
Todos hemos visto esas fotos de tíos machos montados en la parte trasera de sus motos llevando nada más que un par de vaqueros, una camisa rota y un pañuelo. Tener una moto puede parecer romántico, pero es mejor dejar las fantasías en la puerta.

Empieza con un casco integral. Muchos motoristas cometen el error de llevar protectores que se asientan sobre la cabeza, pero no es lo mismo conducir una motocicleta que una bicicleta. El casco integral protegerá las partes más vulnerables de tu cuerpo. También evitará que los bichos se te metan en la boca. No serías el mismo sin esa jeta tuya, así que cúbrela cuando estés en la carretera.

Algunos motoristas argumentan que el peso total del casco puede ser un peligro. Es cierto que un casco demasiado denso puede causar problemas en el cuello, por lo que te sugerimos que optes por un casco ligero que te cubra el cuello y la cara.También necesitarás una chaqueta de montar, guantes y pantalones. La cubierta protectora protegerá tu piel, articulaciones y músculos de todo el desgaste que supone conducir a gran velocidad. Toda esa grava que vuela y otros residuos harán mella en tu cuerpo en poco tiempo, provocando el temido “sarpullido de la carretera”.

Algunos motoristas se quejan de que todo este equipo puede ser sofocante cuando se conduce con temperaturas más cálidas, pero eso es probablemente porque están usando el equipo equivocado. El viento debería refrescarte de forma natural cuando estás en movimiento. Busca chaquetas y guantes ventilados que mantengan el flujo de aire.

Falta de habilidad para conducir
Hoy en día le venden una moto a cualquiera. Sólo porque tengas una moto no significa que debas conducirla. El curso de seguridad para motocicletas de tu localidad debería decirte todo lo que necesitas saber para empezar, pero estas clases varían en cuanto a su plan de estudios. No tengas miedo de buscar asistencia adicional si necesitas ayuda extra. Asegúrate de que te sientes cómodo conduciendo en una variedad de entornos antes de salir a la carretera solo. Lleva a un compañero que pueda ayudarte a sortear el tráfico cuando estés empezando. Toma las curvas despacio, evita los cruces congestionados, las cuestas empinadas y otras zonas potencialmente problemáticas.

La práctica hace la perfección. Con el tiempo, tu cuerpo desarrollará la memoria muscular, de modo que detenerte se convertirá en algo natural. Antes de que te des cuenta, serás un profesional experimentado.

No hay plan de respaldo
Las cosas siempre pueden salir mal cuando eres un principiante. Tanto si vas a ir al trabajo, como si vas a hacer un viaje largo por carretera o simplemente a dar una vuelta por diversión, lo mejor es planificar lo peor.

Por ejemplo, ¿qué vas a hacer si tienes un accidente? Le sugerimos que lleve consigo algunos elementos esenciales para casos de emergencia, como un botiquín de primeros auxilios para tratar las heridas superficiales y las náuseas, mapas de la zona y un GPS para llegar a su destino con seguridad.

También es posible que necesites pedir ayuda. Utiliza un sistema de comunicación Bluetooth para hablar con las manos libres mientras conduces. No tendrás que coger el teléfono ni complicarte con la interfaz para tener un contacto rápido y fiable con el mundo exterior. Busca altavoces inalámbricos Bluetooth para motocicletas que se adapten a tu moto. También puede utilizar un auricular Bluetooth para motocicletas para enviar y recibir llamadas sin apartar la vista de la carretera. El sistema también debe ser resistente al agua para mayor tranquilidad al volante.

Mantenimiento deficiente de la motocicleta
Con velocidades más rápidas y una mayor exposición a los elementos, las motocicletas necesitan más que su cuota de mantenimiento. El problema es que muchos motoristas carecen de las habilidades y conocimientos necesarios para trabajar en sus motos por sí mismos. Incluso tareas sencillas como el cambio de aceite, el cambio de refrigerante y la lubricación de la cadena pueden resultar difíciles para el ojo inexperto.

Ponga al día sus conocimientos para asegurarse de que está al tanto de estas tareas. Aprenda a detectar las señales de advertencia más comunes que indican que la moto necesita reparaciones, como el bajo nivel de los neumáticos. Visitar a tu mecánico local puede ser caro, pero es mucho más barato y seguro que tener un accidente.

No es fácil ser el chico más guay del colegio. Ser propietario de una moto conlleva mucha responsabilidad. Desde las tácticas de conducción hasta el equipo de seguridad, la conducción puede parecer más un deporte que un medio de transporte. Hay muchas formas de conducir, pero nunca debes sacrificar tu salud y seguridad por ello. Ten en cuenta estos consejos de conducción para aprovechar al máximo tu tiempo en la carretera.

Empieza hoy mismo a sacarte tu permiso

Cursos presenciales y Online